¿Conoces los beneficios de los equipos multifunción para tu oficina?

Los equipos multifunción han llegado para quedarse. Hace solo unos años las oficinas contaban con un equipo para cada cosa, uno para imprimir, uno para copiar y otro para escanear.

Sin embargo, esos días han terminado, dando paso a los equipos multifunción. Estos dispositivos combinan las características de una impresora con algunas de las características más importantes de otros dispositivos usados en las oficinas, como un escáner o una fotocopiadora. Los dispositivos más innovadores hasta incluyen ranuras para las tarjetas de memoria, conexión a Internet y en red.

La obtención de estos equipos “todo en uno” en una oficina o empresa es muy fácil. La tarea se complica al momento de elegir una. Pero antes de escoger un equipo de estas características es importante inclinarse por dispositivos que se adapten de la mejor forma posible a las necesidades de nuestra empresa.

Una vez superado este paso, tan solo nos quedaría centrarnos en la tecnología de impresión láser o de inyección de tinta, escaneo y copia a alta resolución, fax y en todos los extras.

Entre los extras que puede ofrecernos un equipo multifunción destacaremos la conectividad. La conexión inalámbrica, que puede ser por Wi-Fi, suele ser una muy buena opción, ya que dependiendo de las dimensiones de la oficina y el número de usuarios que tendrá la impresora, este tipo de conexión a Internet nos permitirá imprimir un documento desde cualquier parte del espacio.

Pero ya una vez escogido nuestro equipo multifunción ¿qué beneficios aportará a tu empresa? Estos dispositivos favorecen la reducción del número de dispositivos presentes en la oficina, maximizando, por ende, el espacio de trabajo. Pero eso no es todo, estos modernos dispositivos traen consigo una reducción de los costes de la oficina, en cuanto a mantenimiento, papel o tinta, y promueven la mejora la productividad de la plantilla, ya que ayuda a racionalizar las tareas.

El coste de estas máquinas no solo incluye el precio de la máquina, sino también el coste futuro de uso, el mantenimiento y los suministros.